UNA DEUDA HISTÓRICA

Se ha iniciado en el Parlamento el debate para saldar aquella deuda histórica y para ello se ha tomado en cuenta la participación de miles de sectores de la sociedad civil, de las organizaciones libres del pueblo que en diversas y múltiples circunstancias en los últimos cinco años hemos desarrollado un debate profundo para tener una nueva ley de radiodifusión. Desde la confección de los 21 puntos básicos por el derecho a la información hasta ahora se han desarrollado foros, cabildos abiertos, charlas, radios abiertas, asambleas que fueron sistemáticamente ocultados por los grandes medios concentrados de la comunicación, tratando de invisibilizar y silenciar innumerables expresiones populares a lo largo y ancho de nuestro país.

Una vez presentado el proyecto, el 27 de agosto pasado, los grupos mediáticos se encargaron de reproducir mayoritariamente las opiniones de quienes estaban en contra. Han buscado estereotipar al mismo como “ley de control de medios”, “ley mordaza” o “ley K de medios”. Creo que el Poder Ejecutivo demoró demasiado en presentar este proyecto y que es necesario que se trate en este Congreso. Voces interesadas en mantener la actual ley 22.285 hacen un uso discrecional de la Constitución. Pareciera que hay diputados y diputadas cuyo mandato vale más que el de otras y otros legisladores. Argumentan que ésta es una ley de Estado, cuando todas las leyes son de Estado. Lo que hay de fondo son los intereses de grupos concentrados de la comunicación en preservar su desigual posición dominante por sobre otros.

Pudimos observar que el poder disciplinador de los grupos mediáticos no sólo fuerza opiniones en la oposición, sino también en el seno del PJ. De hecho fue un gran cómplice de su consolidación.

Si bien creo que hay que hacer modificaciones sobre la nueva autoridad de aplicación, estableciendo menos discrecionalidad del Ejecutivo sobre la misma, logrando mayor control parlamentario, lo cierto es que si no se modifica la ley actual, la discrecionalidad del Ejecutivo es total, ya que debe nombrar a un interventor, si no estarían los representantes de las Fuerzas Armadas y la SIDE. Actualmente no hay ningún control parlamentario ni un consejo federal donde participen los distintos actores de la comunicación. No se garantiza el federalismo, puesto que no hay cuotas establecidas de producción nacional y de producción local y se permite que las cadenas informativas mantengan alarmados a las ciudadanas y los ciudadanos del interior del país por los paros de subtes que sólo ocurren en la Capital Federal.

Con la ley vigente se permite la concentración mediática. Con la ley actual no se resguardan los derechos de las mujeres, no se castiga la discriminación, no se resguardan los derechos de los pueblos originarios ni de niñas, niños y adolescentes. Todos temas que están en el proyecto que se están discutiendo, que han sido incorporados enriqueciendo al mismo y reflejando un alto nivel de consenso.

Casualmente son los que se llenan la boca con palabras como “consenso” o que dicen defender las “instituciones” quienes desprecian este proyecto y nada expresan de cómo defender las instituciones democráticas de la presión asfixiante de las corporaciones económicas, en este caso las mediáticas.

Es cierto que hay corregir aspectos de su articulado, que hay que poner mayores restricciones al ingreso de las telefónicas, pero peor es que ingresen bajo la política de los hechos consumados o amparándose en que hay una ley vetusta que ya nadie controla ni hace cumplir. Estoy convencida de que es necesario aumentar la libertad de expresión y dotar a la democracia de más democracia, por eso creo necesario tener cuanto antes una Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Mercedes do Eyo.

5to 1era turno mañana.





Prof.Elvira Teresa Goano
 

                                                                            PROYECTO 

                                                                 MIRANDO EL FUTURO

 

                                        

 

FUNDAMENTOS:

 

En la actualidad estamos inmersos en un mundo de recursos tecnològicos de diferente porte: desde la calculadora, pasando por las PC, hasta llegar a las mas sofisticadas y modernas. Tanto los profesionales como las empresas y los comercios en general utilizan estos recursos cotidianamente y para todo tipo de procesos y aspectos de su actividad.

Por consiguiente es preciso que la escuela interprete esta situación de realidad, brindando a sus alumnos la posibilidad de adquirir competencias acordes al mundo social actual en el que van incluyendose entornos tecnològicos avanzados, de manera tal que los ayude a desenvolverse e incorporarse de manera gradual en los distintos àmbitos culturales.

 

PROPOSITOS:

 

Las metas de este proyecto son:

 

Adquirir nuevas competencias que permitan profesionalizar a los alumnos en el uso de estos recursos, que cumplen un papel valioso en el proceso de mejora educativa.

Integrar al proceso didactico las posibilidades educativas de las tècnicas de la información y de la comunicación (TIC), valorando sus potencialidades para mejorar y enriquecer los procesos de aprendizaje de los alumnos.

 

OBJETIVOS:

 

Analizar la utilización de las TIC en los procesos de enseñanza y de aprendizaje, considerando las particularidades de cada contexto social y educativo.

 

Desarrollar estrategias que posibiliten una adecuada utilización de las TIC como recursos didacticos.

 

Implementar estrategias para posibilitar un aprendizaje o consulta a distancia para los ex alumnos que adeuden materias.

 

Formar equipos de trabajo.

 

Reestructurar los contenidos de las asignaturas utilizando las nuevas técnicas.-

 

Gestión de recursos didácticos  y planificación de proyectos educativos

Liceo 8 DE 13 "Esteban Echeverría"
Murguiondo 1568
1440
CABA
Argentina
(011)4687-0160/2400
liceo8d13@yahoo.com
 
Hoy habia 4 visitantes (45 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=